Fichas de libros / Índice de fichas


Criadas y seņoras
Kathryn Stockett


Género: Novela.

Edad recomendada: A partir de 14 años.

Primera edición: The Help, 2009
En espaņol: 2009; traducción de Álvaro Abella.

Páginas: 600 (edición de Embolsillo, 2010).

Resumen: Skeeter es una chica de veintidós años que, tras terminar sus estudios literarios en la universidad, regresa a su casa, en Jackson, Misisipi. Esto ocurre en 1962, y Skeeter pertenece a una respetada familia blanca, dedicada al cultivo del algodón. La obsesión de la madre de Skeeter es que se case.

Al regresar, Skeeter no se siente cómoda con el ambiente racista de la ciudad; se siente distinta de las que eran sus amigas, una de las cuales está empeñada en promover una campaña para que en todos los hogares blancos haya lavabos segregados para negros, con el argumento que los negros transmiten enfermedades infecciosas.

Skeeter quiere ser escritora, y se propone escribir sobre como esta realidad racista afecta la vida cotidiana de las criadas. Para ello, necesita la complicidad de algunas criadas. Sus dos principales colaboradoras serán Aibileen, una de estas criadas, y Minny, la mejor amiga de Aibileen. Las tres deben actuar en absoluto secreto, ya que en caso de ser descubiertas las repercusiones serían inmediatas, sobre todo para Abileen y Minny.

El hilo conductor principal, el trato vejatorio de las mujeres blancas hacia las criadas negras, va acompañado de algunos ejemplos de mujeres blancas que actúan de forma distinta, pero que en general mantienen un perfil discreto para no ser señaladas por sus amigas discriminadoras.

Junto a estas historias, también se van exponiendo los hechos que entonces iban ocurriendo sobre todo en el sur de los Estados Unidos; se menciona el Ku Klux Klan, las palizas a algunos negros, la oposición a que los negros vayan a las universidades, el asesinato del presidente Kennedy, etc.

Contexto histórico: La Guerra de Secesión americana duró desde 1861 hasta 1865. Enfrentó a los estados sureños secesionistas, que defendían el mantenimiento de la esclavitud, con los estados abolicionistas. Finalizó con la victoria de los segundos. Con la aprobación en 1865 de la Decimotercera Enmienda, se declaró la emancipación de todos los esclavos.

Un siglo después, a principios de los años sesenta en los estados del sur la vida de los negros estaba todavía sometida a muchas restricciones, a pesar de las leyes que se habían ido promulgando. Además, estaban activas organizaciones supremacistas como el Ku Klux Klan, y a menudo sus abusos y crímenes no eran investigados con el debido interés.

Continuaba la segregación en autobuses, restaurantes, teatros, cines, baños y otros espacios públicos. La Corte Suprema de los Estados Unidos había fallado en 1954 que la segregación racial en los colegios públicos era inconstitucional. Sin embargo, muchos centros no obedecían el fallo de la Corte.

Por ejemplo: en 1963, el gobernador de Alabama George Wallace, bloqueó la puerta de la Universidad para impedir la matriculación de dos estudiantes negros. Solo cedió cuando fue obligado por los alguaciles federales, el fiscal general y la Guardia Nacional. Wallace se manifestaba de forma rotunda a favor de la segregación, "la segregación ahora, la segregación mañana, la segregación para siempre".

Aquel mismo día, JF Kennedy pronunció su famoso discurso sobre los derechos civiles, en el que instó a los congresistas para que legislaran sobre el tema, y para que se alcanzaran ya las metas propuestas por Lincoln hacía más de 100 años.

JF Kennedy fue asesinado en 1963. La Ley de Derechos Civiles fue aprobada en 1964, y la Ley de derecho de voto de 1965. Martin Luther King fue asesinado en 1968.

A pesar de la igualdad legislativa, en el siglo XXI, en los Estados Unidos la igualdad real entre blancos, negros, latinos y otras minorías sigue siendo una asignatura pendiente.

Sobre la autora: Kathryn Stockett creció en Jackson, Misisipi. Tras graduarse en la Universidad de Alabama en inglés y escritura creativa, se mudó a Nueva York. Allí vivió durante 16 años y trabajó en revistas y marketing. Es conocida sobre todo por su primera novela, Criadas y señoras (The Help, 2009). Completar la novela le costo cinco años, y el libro inicialmente fue rechazado por sesenta agentes literarios, antes de que Susan Ramer aceptara representarla.

Adaptación al cine: Criadas y seņoras. Tate Taylor, 2010.

Algunos derechos relacionados (de la Declaración Universal de los Derechos humanos):

Algunas sugerencias:

A) Comentario de texto sobre fragmentos del libro.

B) Dado que la película es muy fiel al libro, también pueden utilizarse las sugerencias incluidas en la ficha de la película.

C) Recopilación de recursos sobre el racismo.

 

--
^ INICIO